viernes, 10 de julio de 2009

Compañía Aseguradora Peligrosín


El ayuntamiento vende los derechos de televisión. Una marca de camisetas de nombre impronunciable vende en 7 días lo mismo que en el resto del año, el calimocho corre a raudales por las calles de la ciudad. Hasta aquí todo va bien. Solo hay un problema.

Durante 7 mañanas, miles de jovenes y no tan jóvenes se juegan la vida. Se la juegan gratis, o eso creen ellos. Siempre hay heridos, contusionados, y el algunos casos como hoy, un muerto.

No quiero discutir cuestiones como la valentía, la tradición o el honor. Me parecen absurdas, no las entiendo y no las entenderé nunca. Simplemente no me entran en la cabeza. A lo largo de la historia la valentía ha sido la segunda causa de muerte (la primera es el nacimiento), las tradiciones están para romperlas y el honor se quedó en el siglo XVII cuando florete en mano, se defendía a las damas, de supuestos agravios.

Quiero discutir sobre el coste. No el coste en vidas o heridas, sino el coste económico. El ayuntamiento se gasta una importante cantidad de dinero en preparativos, seguridad, emergencias, etc. Es lógico, mucha afluencia de público deriva en importantes ingresos, y estos ingresos hay que prepararlos y provocarlos. Pero cuando alguien se juega la vida voluntariamente, debe, además de asumir las consecuencias físicas, asumir los costes. Me explico.

Me gustan las motos, todas, de cualquier tipo. Antes era un asiduo de los circuitos de velocidad. Para esto solo hacen falta dos condiciones (además de una moto claro), una equipación adecuada, y un SEGURO PAGADO DE MI BOLSILLO. Sin el seguro no entras a rodar.

Me gusta bucear. Aprovecho los veranos para hacer alguna inmersión en el mar. Para esto solo hacen falta dos condiciones (además del título correspondiente), una equipación adecuada, y un SEGURO PAGADO DE MI BOLSILLO. Sin el seguro no buceas.

Me gusta esquiar. Los inviernos voy con mi tabla a alguna pista cercana. Para esto solo hacen falta dos condiciones, una equipación adecuada, y un SEGURO PAGADO DE MI BOLSILLO. Sin el seguro no esquías. Y así con todas las actividades personales que puedas imaginar y que conlleven un riesgo, aunque sea mínimo.

Bueno, con todas no. Los encierros no cuentan. La pregunta es obvia. ¿Quien cubre los daños a personas que se producen en los encierros? ¿Los asume el ayuntamiento? (es decir todos), o ¿cada uno se paga lo suyo?. ¿Por qué no exigir un seguro personal a cada uno de los participantes en un encierro? ¿Por qué no exigir a los corredores una responsabilidad económica en caso de accidente voluntario? Me imagino la escena.

---------------------------------------------------------------
Corredor: Hola, ¿es la Compañia Aseguradora Peligrosín?

Compañía Aseguradora Peligrosín: Si, buenos días. ¿En qué puedo ayudarle?

C: Verá, quería contratar un seguro.

CAP: Ningún problema. Dígame la marca y el modelo del vehículo.

C: No, verá, es que no es un vehículo.

CAP: Ah, entonces, usted dirá.

C; Si, quiero un seguro de accidentes para la semana del 7 al 14 de Julio de 2009.

CAP: Ah, perfecto. Tenemos un producto estandar, que con toda seguridad cubrirá sus espectativas. Le explico. En caso de accid....

C: No, espere espere. Lo que necesito es un seguro que me cubra los accidentes de los encierros de San Fermín.

CAP: ¿Como?

C: Sí, para los 7 días. Con 10 minutos diarios asegurados bastará. Suelen durar de 08.00 a 08.05, pero pongamos 10 minutos diarios.

CAP: Espere un momento, tengo que hablar con mi superior

........... 5 minutos más tarde ............

CAP: Verá señor. En estos momentos no disponemos de una tarifa para el caso que nos solicita, pero si nos proporciona sus datos, en un par de días nos pondremos en contacto con usted y le haremos una póliza de seguro personalizada.

C: Perfecto, tome nota, mi nombre es Iñaqui Carreras, nacido en Pamplona el ...

........... 2 días despues ............

CAP: Hola, ¿señor Carreras?

C: Si, dígame.

CAP: Verá, le llamo de la Compañía Aseguradora Peligrosín. Ya tenemos preparada la póliza de accidentes que nos solicitó. Le explico brevemente. Hemos tenído en cuenta la situación que nos propuso, y tras evaluar las posibilidades de accidente y por supuesto teniendo en cuenta la duración de cada uno de los encierros, nuestro equipo de riesgos ha confeccionado una póliza que, sin duda alguna, satisfará sus espectativas señor Carreras.

C: Muy bien, dígame el importe y un número de cuenta para que le haga una transferencia.

CAP: Si, tome nota, la tarifa por cada encierro es de 5.832€, lo que hace un total de 40.824€ por los 7 días. Nuestro número de cuent....

TU, TU, TU, TU, TU, TU

CAP: Señor Carreras, ¿sigue ahí?
---------------------------------------------------------------

Conclusión: No correría ni dios. El precio puesto no es real, me lo he inventado, pero de algo sí estoy seguro, NO SERÍA BARATO.
Consecuencia: El riesgo voluntario de los corredores lo pagamos todos.

Saludos a todos y que los toros no cojan a nadie, nos saldrá mucho más barato.

2 comentarios:

juan miguel dijo...

Si maxo, todos pagamos las imprudencias de unos pocos. Tambien de los "guiris" subnormales que copian nuestras "buenas costubres".
Un saludo

Havana dijo...

Es una verdad como un templo, yo tampoco entiendo que para hacer actividades mucho menos peligrosas haya que tomar todo tipo de precauciones, en muchas de ellas contratar seguro, y sin embargo para los encierros, la gente se juega la vida "por tradición" llevando únicamente como defensa un periódico en la mano.